lunes, 19 de agosto de 2013

Compota de nísperos

Qué rico el níspero,  ¿lo conocéis?....Creo que gusta a casi todos los que lo prueban, aunque como se sale del catálogo de frutas más conocidas, hay mucha gente que no lo ha probado siquiera ...hay que animarse!!

El níspero es un alimento pobre en nutrientes y bastante rico en potasio que aporta muy pocas calorías
al organismo, por lo que se pueden comer una jartá de ellos sin miedo a la báscula...

Aunque originario del Sudeste de China, el níspero llegó a Europa procedente de Japón en el siglo XVIII como árbol ornamental y fue introducido en España por marinos mercantes mediterráneos hace más de dos mil años extendiéndose rápidamente por todo el litoral mediterráneo.  

En Callosa d´en Sarria (Alicante) los nísperos gozan de Denominación de Origen Protegida. Casi la mitad de la producción española se destina a la exportación europea, principalmente a Italia y sólo el 7% se destina a enlatado. El níspero cubre el hueco entre las naranjas y las primeras frutas de hueso, de las que es la primera, llegando en primavera a los mercados, donde se puede encontrar desde abril hasta junio. 


A partir de ahí..., chapa y hasta el año que viene....; pasamos de verlos por todos lados a no ver ni uno en una semana. Si queremos comer ahora en agosto un níspero será imposible a no ser que hayamos hecho mermelada !!

Dicen que para que los nísperos maduren antes, se envuelven en papel de aluminio y se colocan en el congelador ...., al día siguiente, la fruta ya está lista para comer.... Habrá que probarlo. 

Los nísperos son unas frutas bonitas, eso no lo duda nadie...; los veo imprescindibles en un centro de mesa junto al verde intenso y la sensacion de frio al tacto de una sandía, el amarillo de unas manzanas Golden o el tono rojo jaspeado de unas Pink Lady, el verde de unas ciruelas claudias reinas, el amarillo moteado inconfundible del platano de Canarias, unos paraguayos , dos o tres melocotones de Calanda y unas picotas de cerezo de secano de las que llegan tras el aluvión inicial y que increiblemente están mejor que las de finales de junio... Este sería mi "bodegón veraniego" ideal....

Pero lo malo es que llega toda de golpe. Vamos a explicar una mermelada poco convencional pero exquisita hecha con nísperos de temporada. El momento ideal es cuando te has pasado comprando y se empiezan a acumular en la nevera o bien cuando tienes algún amigo con producción propia y te regala de repente dos cajas llenas hasta arriba....Volvemos al .."aquí no se tira nada" y vamos a aprender truquillos básicos para hacer compotas espesas sin que se pegue a la olla, ni salte hasta el techo,  ni nos quemen las gotas que chisporrotean al revolver ... 

Vamos allá....

Pelamos los nísperos, desechamos las pielecillas que rodean a las pepitas, los troceamos a la mitad o en cuartos y los cubrimos con 150 gr de azúcar por cada Kg de fruta y el zumo de un limón repartido a modo de bendición cítrica con un mini-polvillo de canela para rematar... Esta no va a ser una compota demasiado dulce como veis, ahora bien, lo del azúcar también es cosa de cada cual...


Cubrimos con film transparente y los dejamos así en reposo toda la noche o un día entero en frigorífico. Esto vale tal cual para el membrillo.... 
Al paso de las horas los encontraremos de un color ligeramente más oscuros y completamente bañados por el almíbar que ellos mismos han ido "sudando"....





No hace falta atemperar la mezcla, y así directamente volcamos a una olla con tapa y ponemos a fuego medio con media cucharadita de café de margarina ( esto sí que puede ser capricho mío pero funciona...).
El proceso no va a ser demasiado largo, la fruta ya está macerada y el azúcar diluido..., pero hay que estar ahí, controlando que no se pegue.... simplemente revolviendo cada dos o tres minutos. 




Cuando la fruta se deje aplastar medianamente le metemos batidora para acelerar el proceso  y seguimos revolviendo a fuego bajo...

La diferencia de textura entre una compota y una preparación más sólida, estilo membrillo, está simplemente en el número de vueltas de cuchara de palo que le demos... A veces cinco minutos bastan para tener una pasta sólida.... 

Como todo en cocina es ponerse y experimentar cada uno....y  desde luego  ir probando, porque lo que para mi es dulce a ti igual ni te llega y pones caras al probarlo.., que hay gente muy golosa. El sabor de esta compota es distinto, un descubrimiento.

Lo de las mermeladas es droga dura si te sale bien la primera vez..., probarás con moras, con frambuesas o fresas, con los arándanos que dan fruto este mes, con membrillo el mes que viene..., con manzana en cualquier fecha del año, con naranja amarga...., en fin que le declaras directamente la guerra a Hero, La Vieja Fábrica o a la mismísima Wilkin & Sons Ltd. que también hacen buenas mermeladas..., pero no como la nuestra!!!

Ahí os va esta presentación mezclada con arroz con leche..."es-pec-ta-cu-lar" frates... 


No os la perdáis. Ya me contaréis. Yo me declaro converso!!


Más información en una direccion web muy nuestra
http://www.nispero.com/   página que os llevará  a  la D.O.P Nísperos de Callosa d’en Sarrià 



No hay comentarios:

Publicar un comentario