miércoles, 21 de octubre de 2015

Gulash como nos enseñaron en Hungría…, con su Paprika original y sus Spatzëls...

Cari fratelli…, 

Hoy nos vamos de viaje a Hungría porque el guisote con el que nos vamos a dar el homenaje hoy proviene de allí…y  no pasa como en otros países que has de buscar "aquel" restaurante para probar tal o cual cosa,  aquí te cansas de la oferta…y de la variedad de presentaciones del famoso Gulash… 

Hay gulash de ternera, de pollo, de cordero…. y si se les va la olla hasta lo harán de avestruz o cocodrilo…., pero el primer mito que se te rompe es que la manera más tradicional de comerlo es una sopa gulash   donde el protagonista no es la carne sino el caldo del guiso con algún que otro tropezón de hortalizas y por supuesto carne…pero allá en el fondo…

Después del recuerdo a Puskas ( gran jugador de fútbol ), lo que más veneran los húngaros es la cultura del pimentón… la mundialmente conocida Paprika…, los mercados están llenos de puestos que la venden a toneladas….




El gulash más tradicional se acompaña de unos trozos de pasta hervida hechos con harina de trigo, huevo , agua y mantequilla que se llaman Spatzël o mismamente "ñoquis"… 

Recuerdo ya de pequeño en mi casa este guiso de carne…, habiendo aprendido a hacerlo de la manera más tradicional,  lo que pasa que estando en Galicia esos "ñoquis" se sustituían por patata… 

En Hungría hace frío…, este es un plato contundente y el pimentón ayuda también a andar caliente…, ahora estamos en invierno y aquí también va refrescando…, a ver si os tiento con esta receta y os regaláis esta delicia…. os van a sacar a hombros!!!






NECESITAMOS para saciar 3/4 bocas hambrientas…

Para el Gulash:

- 1 Kg de carne de ternera para guisarlo más libre de grasa y ternillas posible
- 2 cucharadas de café de Paprika dulce…. vale perfectamente Pimentón dulce de la Vera
- 1 cucharada de manteca de vaca
- un chorrito generoso de aceite de oliva virgen extra …  del mejor que tengáis por casa..
- 1 cebolla grande
- 2-3 tomates maduros
- 2-3 dientes de ajo pequeños
- 1/2 pimiento rojo
- 1 cucharadita de café de sal
- 1 pastilla de caldo concentrado de carne o 1 litro de caldo de carne

Para los Spatzëls o "ñoquis":

- 150 gr de harina de trigo
- 1 huevo
- 1/2 taza de agua
- 1pizca de sal


Vamos entonces… que no veo la hora de compartirlo con vosotros …

Troceamos la carne de manera generosa…, que cada trozo sea de mordisco y medio…o de dos mordiscos para los de boca pequeña…

Ponemos en una sartén una buena cucharada de manteca de vaca a derretirse , salpimentamos la carne y la pasamos por un poco de harina para freírla a continuación en la manteca ( vale aceite de oliva eh??… a veces no tenemos manteca y aunque le da su "toque" tampoco es algo imprescindible)...




La freímos a fuego vivo hasta que esté bien dorada por todos los lados y reservamos aparte…., esa carne irá soltando sus jugos que aprovecharemos más tarde…




Cortamos finamente la cebolla, el pimiento rojo y aplastamos los dientes de ajo y lo ponemos a freir a fuego medio en el fondo de una olla de cocción …

Aprovechamos la manteca derretida donde se hizo la carne y agregamos una cantidad adecuada de aceite a la cantidad de cebolla que se haya picado...




Con un rallador de tomate o algo que improvisemos…( como el de la foto que sabe Dios para qué era…) rallamos 2 o 3 tomates maduros hasta conseguir un triturado para agregar a la base de cebolla que ya se está empezando a ablandar y ponerse medio transparente...




Tenemos ya preparada la base del guiso…,  agregamos la carne que teníamos separada y aprovechamos bien los jugos que soltó … todo "a la saca"… 

Mimadriña como empieza a oler aquellooooo….




Ahora le damos el punto de sal… sin olvidarnos de que el caldo de carne o la pastilla que vamos a diluir en agua aporta ya su sal… ( no nos vayamos a pasar…). 

Hay quien hace caldo de carne en casa…( en el convento se nos jubiló quien lo hacia jeeejeeje )…, eso sería lo ideal pero la mayor parte de la gente "va con la lengua fuera" y no tiene tiempo...




Cubrimos con caldo o con el líquido todos los elementos sólidos… ese será el punto líquido de partida, que más adelante cuando se vaya absorbiendo corregiremos…

Es el momento de agregar la Paprika…  Sed generosos !!…  (sobre todo si no es picante…).



Tapamos la olla y dejamos a fuego medio ( nivel 4-5 sobre 9 en vitrocerámica) y nos plantearemos el guiso para unas 2 horas como mínimo…. 

No hace falta estar allí a su lado venerándolo ni abriendo continuamente la olla de hierro fundido porque a ese ritmo de cocción no se va a pegar al fondo ni de coña… y vamos a estar interrumpiendo la temperatura de cocción óptima…, no la vayamos a liar..!!




Ellos no le agregan vino en la mayoría de sus recetas… y no es que no tengan… al contrario, tienen sus vinos Tokaji que son extraordinarios y le podrían ir de maravilla a este súper-guiso..

 Tan solo corregiremos de agua si vemos que se nos queda muy seco… o que la carne te pide un poco más de tiempo…, no todas las terneras son igual de tiernecitas…





Cuando metamos la espumadera y nos encontremos con esto…. hemos llegado a nuestro destino!!

Apagamos la olla y la dejamos descansar todavia cerrada y reposando...


Vamos ahora con los Spatzëls… que son muy fáciles y divertidos de hacer y que seguro que los váis a hacer más de una vez ya sea para acompañar gulash o para tomar solos con queso fundido o nata...




Mezclamos bien los ingredientes hasta conseguir una pasta algo más densa que si fuésemos a hacer unas crépes…. literalmente que al levantarla con un tenedor tarde un poco en caer, pero que esté suelta…, no mazacote.




Rellenamos con la masa una churrera… y poco a poco los vamos vertiendo sobre agua hirviendo como si fuéramos a cocer unos ñoquis de patata…. La masa caerá primeramente al fondo y tras una cocción a fuego vivo de unos 3 minutos …, subirán a superficie y …. voilà!! …. Los tenemos!!.




Con una espumadera los pasamos a un escurridor y allí los cortamos con tijera en trocitos pequeños… de 1-1,5 cm para que nos queden presentables…




Y a montar el plato…, cada plato diferente pero todos desprendiendo la misma imagen apetecible….









En varios restaurantes de Budapest adornaban el gulash con un trocito de pimiento verde y una rodajita de tomate natural en el centro… queda francamente bien ...



Y lo de la cantidad de paprika o pimentón va en gustos…. ellos le dan mucha caña al pimentón...

Aprecio que el pimentón nuestro, el de la Vera tiene un aroma tostado más potente…, en general da más sabor… o sea que tendréis que controlaros un poco sino después puede quedar una digestión más pesada… y no es plan..!!




Más fotos de algún plato de allí…, se ve el pimentón bien agarrado a la carne…. ya te digo!!




Y de los Spatzëls…. , la forma la consiguen con unas máquinas especiales para rallarlos o trocearlos…, todo está inventado queridos...




Y aquí alguna foto de lo que te encuentras en los mercados….







Todo el Budapest más tradicional y culinario  gira en torno a la Paprika….., es adoración frates…




Y no te lo pierdas…., en el aeropuerto vimos estos pendientes…. "pa mear y no echar gota…"!…!!





Per no todo en Budapest es Paprika….!!!








…también hay buen cordero….!!!





Bueno queridos…, me encantaría contaros una de estas por semana pero este convento es pobre y no da para más… Que disfrutéis vuestro gulash

Chaoooo...


4 comentarios:

  1. No conocía tu blog, y por casulidad lo he visto! Voy a cotillearte.
    Y este gulasch tiene una pinta exquisita! bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Ana..., deseo que lo disfrutes!!. Un abrazo

      Eliminar
  2. Menudo gulasch ..¡¡¡Padre Prior !!! y que bien acompañado con los Spatzëls… nunca se me ocurriria lo de la churrera si (manga pastelera) . La pinta estupenda y sobre todo con las especies originales que ya de por si le da su sabor unico...encantada de compartir mesa y cotilleos el dia 24 con el resto de miembros de la orden...jejeje .Ya he puesto a las monjitas y priores en un lugar destacado....nos seguimos leyendo y compartiendo mi compañero de mesa ...à bientôt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recibido ese saludo...y muchas gracias por tus comentarios. Un placer compartir mesa contigo el sábado. Un abrazo!!. Cotillea en los panes ya verás que lo hacemos de una manera muy similar. Un abrazo.

      Eliminar