lunes, 2 de junio de 2014

Repollo relleno de cerdo y castañas…, un Sarmale muy galaico.

Si....., ya se que conocéis perfectamente el repollo y sabéis las buenas comidas que habéis hecho juntos..., que le prometisteis coincidir de vez en cuando..., lo rico que puede estar en el caldo, en un cocido, con una simple ajada con pimentón..... 

Os recuerdo que soléis pasar olímpicamente de largo cuando lo véis en la estantería de la frutería...., que ni siquiera le hacéis un mínimo cariño…, simplemente cogerlo en la mano con algo de mimo..., y sólo metéis a la cesta calabacines, berenjenas, zanahorias..., de vez en cuando puerros…. a veces algún espárrago triguero... 

En fin..., que las verduras del género Brassicaceas como el repollo , la col, la berza.... son completamente inofensivas en la báscula ( 300 Kcal por cada Kg de producto.... me diréis..), riquísimas en vitaminas A, C, D, calcio y fibra... y beta -carotenos que contribuiran incluso a que os pongáis más facilmente morenos sin tomar tanto el sol.... Por favor...dadles una oprtunidad... 

Yo os voy a contar una manera simpática de preparar el repollo..., porque solo hervidociwertamente tiene poco chiste.... A los que viajáis por Europa quizá os vengan recuerdos de platos regionales rumanos, húngaros..., los Sarmales ( Sarmale Ardelenesti, Sarmale Moldovenesti...) cosas que se ven y hay que reproducir al llegar a casa... También en el norte de nuestro país se preparan muchas recetas con esta base...

Vamos allá..., pensando como siempre en 4 bocas hambrientas y como plato principal.

Necesitaremos....

  -   Por supuesto un buen repollo del que nos vamos a deshacer de las peores hojas, las más dañadas de su cubierta y seleccionamos algunas más interiores.... , que el único inconveniente para rellenar es que se van haciendo cada vez más pequeñas..., pero hay margen.

  - 2 codillos de lacon ahumados (ideales esos que vienen ya medio ahumados, sazonados  y en una salmuera bastante suave que no precisa poner a desalar....estos los hay ya en cualquier supermercado como para preparar codillo al estilo alemán con salchichas, chucrut... etc ¿sabéis no?…)

  -  Castañas frescas (o descongeladas si es fuera de temporada...) también las podéis encontrar en la zona de congelados de cualquier gran supermercado

  -  Setas tipo Pleorotus, Champiñones o Shitake..., las que podéis encontarr en cuialquier momento del año en cualquier supermercado..., van a ser un complemento no parte esencial del plato.

  -  Un poquito de gengibre fresco rallado o picado fino...., o en su defecto polvo de gengibre que lo encontraréis en el estante de arriba o abajo de todo, de la estantería de las especias envasadas...

  -  Un polvito de pimienta, ajo seco granulado  y sal

  -  2 huevos

  -  500 ml de caldo de carne o de cocido ya envasado... por supuesto mejor que lo hagáis vosotros, pero entiendo que todos vamos últimamente fatal de tiempo, que hasta hemos dejado casi de rezar...

  -  Mermelada de fresa o Chutney de lo que sea tan solo para decorar el plato... que comemos también con la vista y lo que bien está ..., bien parece!!


Estos son los codillos que encontraréis en la zona de frio del súper donde están los embutidos, el jamón envasado, el bacon, los patés...etc. Cuidado no rompáis la cadena de frío que advierte el fabricante... , quiere decir que no os vayáis a dar una vuelta a la playa con la bolsa de la compra en el maletero del coche..




La hojas del repollo las vamos a lavar bien, las ponemos en un recipiente ámplio y les echamos agua lo más caliente que podamos... tapamos para que no pierda calor y las dejamos en ese baño calentito para que la hoja sea más dúctil.., más facil de doblar y no se parta al hacer los pliegues...



En este caso como usé castañas congeladas de Mercadona simplemente las saqué un par de horas antes para que se descongelasen y sí poder picarlas en trocitos pequeños..

No hace falta hervirlas pero por supuesto si nos han sobrado castañas un día que las preparemos en el otoño…mejor meterlas en una bolsa y al congelador..., que te pueden sacarte de un apuro como este...


Lo del gengibre no es una moda de los programitas de la tele....  Reconozco que puede echaros un poco para atrás pero de verdad..., el aroma tán rico que tiene este tubérculo y la calidad de sabor que dá a cualquier guiso o salsa que se lo eches es como para que lo probéis... 

Y si no os gusta y estropeáis el guiso por mi culpa...,  llamáis al convento y/o hacéis una hoja de reclamaciones que sabéis que os la contesto frates..., palabrita!!




Picamos las setas.., en este caso Seta de Cardo (Pleorotus Ostreatus) ... la típica que compras en barqueta ya envasada en el supermercado… y que creo que debe ser de las fuente de proteinas y fibra vegetal más baratas que conozco ..., para que digáis que no se aprende aquí..

Esta mezcla de setas y gengibre rallado va a ser la base sólida del caldo o salsa donde vamos a colocar los envueltos de repollo.., ya veréis.




Ponemos durante 20´ el codillo en la olla rápida, dejamos que se atempere un poco fuera de la olla…, 





   ….. desechamos la grasa y troceamos el magro en trocitos finos que mezclaremos con las castañas también picadas en trozos pequeños






…agregamos un par de huevos como haríamos para amalgamar carne picada para unas albóndigas o filetes rusos, aunque en este caso no le agreguemos pan rallado ni nada de eso…, solo huevo


… salpimentamos y espolvoreamos con ajo granulado la mezcla a nuestro gusto...


Para hacer los paquetitos de repollo sacamos del agua caliente donde teníamos las hojas…, la colocamos extendida sobre nuestra mano abierta y aprovechando la convexidad de la mano y lo fácil que está ahora la hoja del repollo vamos envolviendo como si fuera una carta dentro de un sobre ….






El proceso es bien sencillo y además como llegado el momento no estaréis leyendo la receta y lo vais a hacer a vuestra manera, tan solo os dejo aquí unas fotos de como lo hicimos en casa que fue de lo más sencillo y divertido… ( y ninguno nos quedó exactamente igual….)...








Ahora lo que tocaba era disponer de un estupendísimo caldo con un hueso de jamón, o un caldo de carne o pollo…, pero por simplificar y para que no digáis que os lo ponemos complicadísimo hemos empleado 3/4 litro de caldo ya preparado …. en fin, que entren las modernidades en el convento !!!



Ya tenemos los paquetes de repollo listos para poner el el horno adecuadamente precalentado a 200ºC



Durante los 30 minutos de cocción abrí la puerta 3 ó 4 veces para bañar la superficie con el propio caldo y que se mantuviese perfectamente jugoso sin necesidad de darle la vuelta para que no se deshiciese la forma que le habíamos dado…, con los pliegues hacia abajo.. ( se mantienen perfectos)..




Y aquí dos diferentes presentaciones…., ambas con una cucharadita de mermelada de tomate y unos trocitos de castaña rotos que sobraron al inicio…., que lógicamente están sin cocinar o por lo menos más duros y hacen contraste de textura con la castaña del interior.

Lo acompañamos con el caldo en el que fue cocinado con ese gusto suave a jengibre…, muy especial.



Un plato clásico de nuestra tierra y también de otros países europeos al que le podemos dar un toque moderno en la combinación del relleno ( habitualmente carnes) y la presentación final.

Un plato que podría estar desde las cocinas de cualquier humilde convento como el nuestro hasta las mesas de los grandes restaurantes….   La cocina es así…y hasta me dijeron que hubieran pagado gustosos por comerlo…. (un día de estos montamos el restaurante en la parte de atrás….jeeejeeje..).

Chao queridos, que os aproveche

1 comentario:

  1. ¡Qué rico es el repollo Eloy!, no los hay tan ricos como los de Betanzos compañero. Plato rico y curioso del que tomo buena nota compañero dado que a nosotros nos encanta el repollo de cualquier forma. Un abrazo.

    ResponderEliminar