miércoles, 9 de marzo de 2016

Cebollitas francesas a la crema…, Ohhh mon Dieu..!!!

Cari fratelli…,

La humilde cebollita..., qué haríamos sin ella..., cuánto nos ha hecho llorar... pero cuántas satisfacciones nos da a diario... hagámosla protagonista por un día que bien se lo merece… !!

La comidita de hoy tanto vale para acompañar a un principal como para llenar de sobra un plato ellas solitas… Debéis fiaros una vez más de este humilde cocinero de convento que solo busca dar pequeños giros en torno a las cosas más tradicionales de los fogones...

A partir de hoy no volveréis a pasar por delante de unas cebollitas francesas sin caer en la dulce tentación de meterlas al carrito de la compra…





Apetece probar verdad...?... creo que vais a despertar sensaciones muy intensas... ya me contaréis.



NECESITAMOS:

- Tres cebollitas francesas por barba... ( cada malla trae unas 20 o así..)
- 1 bote pequeño de nata para cocinar o Leche Ideal
- Una buena cantidad de polvitos... ( sal, orégano, perejil, ajo granulado, pimienta...).





Pues nada..., nos ponemos a ello pelando las cebollitas de las 2 capas externas hasta que nos quede toda la maravillosa desnudez y frescura de la cebollita a la vista…. tierna, fría, delicada....




Mejor no quitarle el extremos del que salen las raicillas para que no se nos desarme en la cocción..., luego veréis que es facil retirárselo una vez cocidas...

las pondremos en una olla de agua hirviendo con sal durante unos 20 minutines ...




Y ahora es el momento de "maquillarlas" para meter al horno... quitándoles el "culete" con un simple pellizco que en alguna incluso nos va a arrastrar algo de las laminas capas centrales..., pero no se nos va a desbaratar en absoluto la cebolla como si se lo hiciéramos antes de cocer...




Ya en la fuente donde vayamos a hornear las forramos a polvitos al gusto de cada uno..., les agregamos el bote de crema o nata bañandolas completamente y de nuevo espolvoreamos por encima el resto de especias.... No os váis a arrepentir de agregarles bastantes hierbas, ya veréis...




Y al horno con ellas.... Concretamente nosostros las tuvimos simplemente hasta que se formó una crema consistente ....

Las sacamos una vez para darles la vuelta y bañarlas bien de crema y esa fue toda la lata que dieron.... o sea que ni siquiera váis a tener que estar demasiado pendientes de ellas..., bueno tan solo para que no se quemen... ( secretito??... a mi se me quemaron un poco por un lado pero he tirado esa foto...jeeejeeeje)...


Y con esa maravilllosa presencia.., ese dorado completamente majestuoso y ese olor que inunda la cocina y huele a cosa rica veréis como todo el que esté por casa en ese momento asoma por la cocina a ver que estáis tramando.... (babeando como el perro de Pavlov...)...

Yo lo dejo aquí frates..., ya estáis tardando en ir a comprar unas cuantas y porbar...que esto es de dificultad 1/5 y estáis a las puertas de darle un gustito al paladar ... que ya sufrimos bastante y hay que satisfacer los sentidos...




Que aproveche y que triunféis ...

Vivan los regalos sencillos y tiernos que nos regala la Naturaleza... están ahi para disfrutarlos...

2 comentarios:

  1. Una rica receta, que tengo que probar de hacer.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las cebollas :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar