jueves, 12 de febrero de 2015

Cañitas rellenas de carnaval…, al modo más tradicional.

Buona sera fratelli….

¿Listos para el Carnaval?….. Este año llega especialmente frío y hay que abrigarse por fuera y por dentro…., por eso os traigo una fuente de calorías extraordinaria…., algo pequeño pero matón porque no hay comida de celebración que se precie que no acabe con un buen postre… y en eso en Galicia somos expertos…




Como cualquier frito de masa de los que hacían nuestras abuelas…, "cada maestrillo tiene su librillo"al hacer cañitas o canutillos, siendo el mayor truco conseguir que queden bien crujientes, porque en el sabor no se diferencia tanto entre unas y otras…. 

En Galicia son famosas las de un pueblo de Ourense que se llama O Carballiño…., hay una confitería que se ha hecho de oro con este postre…, pero es un postre tradicional 100%… y de los buenos!!

Ah!…también es clave la dureza de la caña frita, esto suele ir proporcional a la cantidad de harina…. Vamos a ver si con las proporciones de la receta de hoy conseguís ese punto que hará que año tras año repitáis la jugada…. y prefiráis las del convento a las de la confitería… jeeejeeje!!

Y como solo las vais a hacer uno o dos días al año haced como nosotros…., daos un buen homenaje!

INGREDIENTES (para conseguir unas 30-35 cañitas no necesitamos una gran cantidad de masa):

- 175 gr de harina de repostería ( vale harina de fuerza de panadería).
- 75 gr de mantequilla
- 75 gr de azúcar
- 100 ml de agua
- 1 huevo ( opcionalmente 2 si son muy pequeños como nos pasó hoy...)
- Recortes de piel de naranja
- Aceite de oliva virgen extra para freír en cantidad razonable… ( puede que necesitemos 2 veces)
- 1/2 cucharita de café de sal
- 1/2 cucharadita de café de esencia de anís


Primeramente vamos poniendo un poco de agua al fuego con unas peladuras de naranja o limón ( sin la parte blanca de la piel, que se vuelve amarga…) para que vaya infusionando lentamente y el agua vaya cogiendo sabor… 




Pesamos los ingredientes …, para hacer un arroz no hace falta la báscula pero en repostería las cosas salen mejor si se calibra todo bien…. y siempre hay sitio en la cocina para una báscula...







La mantequilla se puede fundir poco a poco en un platillo encima del cazo del agua o en 8-10 segundos en el microondas…, vosotros veréis como andáis de tiempo...

Comenzamos a revolver con una cuchara de palo y ya pronto se ve como todo se integra muy bien y tenemos en nada una masa muy bien armada...




No es que tenga manía a amasar, que me encanta…. pero como al principio esta es una masa bastante pringosa, prefiero hacerlo con la cuchara de palo y luego plegando y plegando muchas veces con la rasqueta de panadero para ir haciendo una bola poco a poco...




Se me olvidaba la esencia de anís…., pero nunca es tarde…. 1/2 cucharadita !!




Ya la tenemos…, la vamos envolviendo y boleando ayudados por una rasqueta o la mano engrasada para que no pegue….  

Vamos a tener un montoncito pequeño de harina a mano y vamos espolvoreando poco a poco sobre la superficie de la masa…( lo menos posible) para ayudar a que sea manejable y no se pegue a las manos




Le ponemos por encima un trozo de film transparente en contacto con la superficie de la masa para que no se seque la superficie y la dejamos descansar por lo menos 1 - 2 horas en el frigorífico...


La masa va a ser una masa blanda nos pongamos como nos pongamos…., y como cada harina es diferente nos va a quedar siempre ese "comodín" de espolvorear un casi nada de harina por encima hasta ese punto que podemos enterrarle los dedos y dejamos la marca y no pega nada…(foto)

Después del reposo preparamos los moldes para freír… trozos de caña del país ( bambú de mediano calibre) o moldes de metal que ya venden en cualquier ferretería...




Sobre la superficie de trabajo echamos un chorrito pequeño de aceite para embadurnar bien y facilitar el proceso de estirado de la masa con el rodillo…. 

Mejor partir la masa en varios trozos para hacerla más manejable… Yo tengo una superficie antiadherente de silicona que va increíble para esto...

Una vez estirada la masa con un grosor no mayor de 2 milímetros, cortamos trozos rectangulares y los enrollamos sobre las cañas cada uno a su manera…., auténticas obras de arte cada una de ellas….



Y al infierno directamente…. mejor a fuego medio, que no se tuesten demasiado rápido…

Esta masa como lleva huevo no absorbe tanto aceite como las de las rosquillas por ejemplo pero hay que estar atento a que no se consuma demasiado rápido o no se ponga oscuro que habría que cambiarlo.



Cuando veas que están a tu gusto las retiras y echas otras 2 o 3… Desmoldar es chupado…, sale con una ligera presión y hay que tener cuidado de no quemarse los dedos…




¿qué os parecen?

Hay quien directamente las echa sobre un platillo con azúcar en grano o una mezcla de azúcar y canela…, pero por aquí parece que nos gusta más con azúcar glas espolvoreado por encima...

Y así van saliendo de 3 en 3…, o de 4 en 4 según tamaño de la sartén y disponibilidad de moldes y en nada tenéis una fuente llena de cañitas para rellenar con lo que más os apetezca...





Podéis tomarlas solas… 




Podéis rellenarlas con un poco de mermelada de mora o de arándanos… riquísimas…!!





Podéis usarlas de prismáticos…..



Podéis rellenarlas con nata montada de bote que siempre tenéis listo en la nevera...



O podéis rellenarlas con lo que son más típicas por aquí en Carnaval…. con crema pastelera






Ya sabéis….

Ponéis en un cazo 200 ml leche a medio fuego con unas peladuras de naranja o limón y un bastoncillo de canela en rama hasta que empiece a hervir y retiramos del fuego para que se vaya templando… Después de 2 o 3 minutos retiramos la cascara de naranja y la canela...

Aparte mezclamos 65 gr de azúcar, 20 gr de maizena, 50 ml. de leche fría y 2 yemas de huevo hasta tener una pasta homogénea que agregaremos a la leche templada y revolviendo desde el primer momento con unas varillas  sin parar…. 

Arrimamos de nuevo el cazo al fuego ( fuego medio)…. y vertemos en su interior la mezcla anterior sin dejar de revolver …. y como si fuera magia vamos a ver cómo se va espesando y espesando hasta que tan solo en 3-4  minutos ya tenemos lista nuestra maravillosa crema pastelera….

Alquimia pura!!




Y a rellenar con una manga pastelera o como yo… metiendo la crema en una bolsa de plástico, cortando una de las puntas de la bolsa y apretando como si fuéramos a ordeñar… Esto es muy divertido porque ya estamos viendo nuestra obra casi acabada… da pena comérselas!!!

Si nos sobra masa podemos congelarla ... no sé cuanto tiempo, pero me consta que congela y descongela bien.. Aquí en el convento nunca sobra nada…, pero está internet que lo sabe todo...

Si nos sobran algunas cañitas ya hechas, las podemos conservar dentro de una lata envueltas en papel de cocina o una servilleta y rellenar otro día... (y si no, se las regaláis a alguien para que aquí no se libre nadie de engordar..., no solo vamos a ser nosotros...).




PD: Solo quiero dejaros esta última foto para que veáis como con la misma masa de estas cañas también podéis  hacer unas estupendas Orellas de Entroido...., con una mínima variación sobre la receta original…. pero que nos gustaron muchíiiiiismo…!!




¡¡ Vivan Don Carnal y Doña Cuaresma !!…  la cocina está llena de estos geniales contrapuntos.

Ya vendrá la penitencia después de todos estos excesos ..., vamos a tener que montar un gimnasio en casa...., no se cómo lo véis vosotros pero en esta vida de vez en cuando hay que darse un capricho!!(….. o dos).

Hoy hemos pasado de las 70.000 visitas al blog…, la verdad que asusta un poco…

Chaooooo...


4 comentarios:

  1. Benjamín Vega Vázquez13 de febrero de 2015, 0:13

    Yo soy uno de esos felices y bien alimentados 70.000 visitantes de este apetitoso blog.
    Enhorabuena Eloy.
    Las cañitas y las filloas con crema son mi postre preferido. Así, solas, con un poquito de azúcar por encima y sin chocolate, ni caramelo, ni nada más.
    Magnífico.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Benjamín..., veo que las fotos que he puesto te han hecho saltar de la silla...jeeejeeje!!...La verdad que son muy provocativas!! Muchas gracias por estar ahí detrás, que se que me lees muchas de las recetas y que eres un gran cocinero. El año que viene cocinaremos Flores para celebrarlo que he visto unos moldes chulisimos en una ferreteria . Feliz Caranaval

    ResponderEliminar
  3. Madre mia que artista eres,gracias por toda la explicación,te han quedado riquísimas,intentaré hacerlas.Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias..., siempre hay que tener algún postre típico preparado por estas fechas... Ya llegará la cuaresma y nos apretaremos el cinturón

    ResponderEliminar