miércoles, 16 de septiembre de 2015

Cafloutis de Moras…., lo más dificil... conseguir las moras!!

Buona sera fratelli…

Hoy vais a pecar… , de hecho ya estáis pecando queridos… 

Deberíais de cambiar inmediatamente de blog… o apartar de vuestra vista este lujurioso postre que a cada mordisco os pedirá más y más…, mientras lo paladeáis se escucharán sensuales músicas de final de verano en vuestras mentes… y no seréis capaces de conformaros solamente con una porción… no.

Un cafloutis encima de la mesa es muy peligroso… Os serviréis una porción razonable…, tantearéis al resto de comensales y miraréis atacados de gula la tarta sobrante … convenciéndoos de que el ángulo que forma lo que falta de tarta ha de ser cada vez más y más obtuso… hasta convertirse en llano…,  invertirse progresivamente y desaparecer como por arte de magia…

Aquí el que llegue tarde se queda sin postre… La gula es tremenda y estas cosas generan mucha….

¿Os dais cuenta lo que va a pasar en el Paraíso cuando lleguemos ( los que lleguemos…) y nos encontremos todos aquellos árboles llenos de frutas exóticas…, manantiales de agua pura y sol perenne…? … Igual que con el cafloutis… por favor…, necesito que haya Paraíso!!! 

Mientras tanto os presento esta excelencia de la gastronomía francesa…., la tartita más delicada y humilde que os podáis imaginar…. No os saciará como una Sacher pero seguro que os va a proporcionar la misma felicidad… Para qué complicarse en cuestión de placeres… digo yo ?.

Vamos al lío…




¿De qué estamos hablando?…  ( por si vais a la wikipedia ya os lo resumo yo…) "… típica tarta francesa que se elabora horneando en un molde cerezas bañadas en una masa líquida parecida a la de los crepes. La masa se hace con huevosharinalechemantequilla y azúcar, y se cuaja durante la cocción"…. 

¿ … Y entonces porqué no la hemos hecho con cerezas….??… Pues porque se nos pasó la época…. pero tranquis que con moras está igual de rica o más….!!!.


NECESITAMOS(Pequeño Caloutis para 4 bocas golosas…)

- 2 buenos puñados de Zarzamoras bien maduras 
- 1 vaso de leche entera … ( si lo hacéis con nata subiréis las calorías y no multiplicaréis el sabor…)
- 2 huevos
- 1 vaina de vainilla o 1 cucharadita de café de esencia de vainilla
- 1/2 vaso de harina de trigo
- 1/2 vaso de azúcar… ( admite más azúcar dependiendo de lo extra-golosos que seáis…)
- Una pizca de sal
- Mantequilla para impregnar el molde ( también se puede agregar una cucharadita al batir…)
- Un poco de azúcar glas para espolvorear por encima




Comenzamos abriendo con un cuchillo bien afilado las vainas de vainilla y extrayendo con la punta del cuchillo el contenido …  la vaina propiamente dicha se desprecia...

Vertemos la leche en un cazo y agregamos la vainilla, los huevos….




Hacemos un primer batido para ir deshaciendo los huevos…., agregamos el azúcar….




Seguimos con la pizquita de sal y finalmente la harina en 2 tandas para facilitar la integración batiendo con unas varillas…, veréis que se deshace perfectamente y en 3-4 minutos no queda ni un grumo….




Una vez que tenemos el componente líquido bien integrado solo queda ir preparando el recipiente de horneado…, cualquier fuente refractaria o molde de silicona o metal previamente impregnada con un poco de mantequilla…, por aquello de garantizar que no se pegue… 

No lo vayamos a estropear ahora… además nos podemos chulear con lo fácil que es...




Para estas cantidades no se necesita un recipiente muy grande porque si no quedará fino como una crêpe y tampoco se trata de eso…

Lavamos bien las zarzamoras y las repartimos generosamente por la masa líquida intentando que siempre se vean un poco en superficie, sin cubrirlas de todo… perdería encanto visual…





Precalentamos el horno por arriba y abajo a 180 ºC durante unos minutos y cuando esté bien calentito introducimos a altura media el recipiente con nuestro cafloutis ...




HORNEADO

Mantenemos esa temperatura de 180ºC durante 15 minutos y bajamos luego la temperatura a 150 ºC manteniéndolo otros 10-12 minutos más a esa temperatura menor… ( total en torno a 25 minutos…).

Creo que el secreto mejor guardado es no despegarse del horno llegados los 25 minutos de horneado, pinchar con un cuchillo y observar que salga el filo seco…, sin arrastrar masa líquida o pegada…

Así no hay fallo frates… como hacían nuestras madres…¿no os habréis olvidado.. no??




Veréis de qué manera más espectacular se levantan los bordes, se arrugan y se requeman un poco poniéndose brillantes…. el olorcillo en la cocina como os podéis imaginar excede todo lo que yo pueda contaros…

Puede que hasta algún vecino  por la señal olfativa asome por vuestra casa con cualquier pretexto … "un poco de sal".... "se me acabó el aceite"…a ver si pilla algo, pero os aconsejo mantener la calma...

La tarta es una "tarta de horno" y agradece tomarse templada pero nunca caliente, caliente…

El azúcar glas os recomiendo echárselo al final de todo , justo antes de servir para que no se mumedezca con el calor que desprende recién salida del horno… le da ese toque … Mmmmm….!!




Mírala…. es que es una tarta con alma de crêpe …  

Habrá leches por pillar las esquinas… ( la mejor por supuesto ya sabéis para quien…)...




Lo dicho… delicada, suave, tierna… más o menos golosa según vuestros gustos…, color precioso, aromática …., pero lo más importante…. sabrosa y golosa como pocas!!.

Lo sé… estáis babeando y no tenéis pañuelo…  tranquilos que esto es normal…!! 

Siento desde estas cocinas monacales haberos incitado al pecado de la gula y a la avaricia por el pedazo del plato del vecino…, la vida es así de dura… cada uno tendrá que buscar su penitencia!!!

Un abrazo apretadooo que os deje sin respiración...

Chaoooo


No hay comentarios:

Publicar un comentario